De izquierda a derecha- Víctor Copete, Antonio Andrade, Augusto Cicerón Mosquera, David Emilio Mosquera; quienes le expresaron palabras de condolencias a los familiares de Piedad Córdoba, representados en sus hijos Natalia y Juan Luís Castro. Los acompañan Paula Palma, esposa de Juan Luis Castro; y Waldir Rentería, asistente de la líder política por mas de 30 años. Foto: Antonio Sánchez

El rector de la institución de educación superior, David Emilio Mosquera, destacó el valor, la tenacidad y la inteligencia de Piedad Córdoba, para enfrentar cada una de sus metas, por apoyar la construcción de esa universidad, lograr sus innumerables obras, haber sido la inspiración para muchas mujeres y soportar los ataques racistas de un gran sector de la sociedad. Galantería para con la dirigente política que entregó en una resolución con letras de lujo, a sus hijos Natalia y Juan Luís Castro

Por Antonio Sánchez/ fotoperiodista

 

En homenaje, el cielo quibdoseño se pintó de colores con las bombas que alzaron el vuelo para acompañar el alma de la exsenadora Piedad Córdoba Ruíz. Su turbante ha quedado como símbolo de lucha y poderío.  

Los directivos del claustro universitario más importante del Chocó, y que lleva el apellido de la exsenadora por tratarse de la parentela que tenía con el líder fallecido Diego Luís Córdoba, nombre de la entidad universitaria, poco antes de las 8 de la mañana de este 22 de enero, recibieron con honores el féretro de la congresista con honores, bombas de colores y vítores, convirtiendo la plazoleta principal en una improvisada sala fúnebre cargada de sentimientos de pesar por la muerte de la exdirigente liberal y exsenadora del Pacto Histórico. 

El activista por los derechos humanos y territoriales del Chocó, Antonio Andrade, se unió a la velada ceremonial, recordando las facetas de Córdoba Ruíz, y de paso. dirigió la mirada hacia sus dos hijos, Natalia y Juan Luís, para decirles de su conmoción y animarlos en tan duro trance por la muerte de su madre. 

El directivo la Real Academia de Historia del Chocó, líder liberal y amigo entrañable de la patricia liberal, Augusto Cicerón Mosquera, reseño con tildada admiración las calidades de Piedad Córdoba y de su entrega a las comunidades negras, afrocolombianas y campesinas; palabras que las acompañó descubriendo un óleo del rostro de la también exdiputada de Antioquia, y que fue inspirado en los pinceles de los estudiantes de artes de la Universidad Tecnológica del Chocó, Diego Luís Córdoba. 

El AfroBogotano, les entrega una galería de los instantes emotivos que se vivieron en la entidad universitaria, una vez el cortejo fúnebre se posó sobre las baldosas del alma mater. El cielo quibdoseño se pinto de colores con las bombas que alzaron el vuelo, en homenaje junto con el alma de Córdoba Ruíz. Su turbante ha quedado como símbolo de lucha y poderío y el himno de la UTCH, un canto de despedida hacia Bogotá, en dónde El AfroBogotano la acompañó.

Esperen informe especial en su edición impresa y digital.