Imágenes como esta, originó el enfado del presidente Gustavo Petro, cuando aterrizaba hace pocos días en Istmina-Chocó. / foto: archivo privado

Solo bastó que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible anunciara oficialmente el pasado primero de octubre las aperturas de las convocatorias para la elección de los 27 directores de las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), y para que 8 de estos procesos fueran tutelados, entre ellos el de CODECHOCÓ, que, según la ministra del medio ambiente Susana Muhamad, en esa entidad se violaron derechos de participación, protocolos de convocatoria y de publicidad.

Por Antonio Sánchez/ El AfroBogotano

Es que a solo 90 días de finalizar el 2023, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, dispuso de una plataforma interactiva para la consulta de los procesos de elección de directores y representantes de entidades sin ánimo de lucro y sector privado ante los consejos directivos de las 33 Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible (CAR) del país para el periodo 2024-2027.

Para la elección de directores de las Corporaciones cualquier ciudadano que cumpla con los requisitos dispuestos podía postularse como candidato, dependiendo la jurisdicción en la cual estuviese interesado en aplicar.

En general, los requisitos requieren título profesional universitario, título de formación avanzada o de posgrado, o 3 años de experiencia profesional, experiencia profesional de 4 años adicionales en actividades relacionadas con el ambiente y los recursos naturales renovables o haber sido director general de una corporación anteriormente.

Con las herramientas publicadas en la plataforma digital, el Ministerio buscaba promover la aplicación de los principios de máxima publicidad, transparencia y acceso a la información pública previstos en los artículos 2° y 3º de la Ley 1712 de 2014.

Este proceso, finalizó el 31 de diciembre, con la participación y voto de los Consejos Directivos de cada corporación donde en algunas tienen asiento y voto un delegado del presidente de la República, y en todas, vota el ministro de Ambiente, además de los gobernadores, los alcaldes, sector privado, etnias y ONG ambientales.

Arnold Rincón/ director de Codechocó/ foto tomada de internet

Decisiones pegadas a la ley

Varios medios, entre ellos, El periódico El Espectador, publicó las denuncias de la ministra Susana Ahuamad, en dónde se describen las anomalías en las que incurrieron algunos miembros de los Consejos Directivos, para elegir a los directores y las demandas ante la justicia por instaurar.

“De acuerdo a la información recopilada por el Minambiente, ocho de las once CAR que hay en el país tuvieron que suspender los procesos de elección, por, entre otras razones, acciones de tutelas, denuncias y recusaciones presentadas por la ciudadanía. Estas corporaciones, esenciales en las decisiones ambientales que se deben tomar en las regiones, suelen ser capturadas por políticos de turno.

“Hay varios procesos y movimientos en los cronogramas debido a acciones que han adelantado ciudadanos a través de recusaciones y acciones de tutela, defendiendo el derecho a la participación, la publicidad y la transparencia en el proceso. Esto implica una reprogramación”, aseguró, a través de un comunicado de prensa, Gustavo Carrión, director de Ordenamiento Territorial y coordinación del Sistema Nacional Ambiental del ministerio.

En el caso de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, CARDER, el procedimiento se suspendió por una recusación presentada por un candidato a director contra 8 de los 13 miembros del Consejo Directivo de la CAR. Como no dieron respuesta, el proceso fue trasladado a la Procuraduría. Días más tarde, el hecho se superó y fue elegido Julio César Gómez.

En la Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS, por otra parte, se presentaron cuatro escritos de recusación. Uno de ellos afectó a 8 de los 11 miembros del Consejo Directivo, por lo que afectó el quórum. El proceso de elección se suspendió y el proceso quedó en manos de la Procuraduría. Según información de Caracol Radio, el Gobernador de Santander había ido hasta San Gil para presionar al consejo directivo para que llevara a cabo la votación.

Algo similar pasó en la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial de La Macarena (Cormacarena). El Juzgado Segundo Penal del Circuito de Villavicencio, Meta, admitió una tutela contra el Consejo Directivo de Cormacarena por la “presunta vulneración del derecho fundamental al debido proceso administrativo”. También se suspendió el proceso, pero días mas tarde se posesionó ante la Notaría Primera de Villavicencio, Jhorman Saldaña

En Corporación para el Desarrollo Sostenible de La Mojana (Corpomojana) el Juzgado Segundo Promiscuo del Circuito de San Marcos admitió una tutela por “la presunta vulneración del derecho al debido proceso, la igualdad, elegir y ser elegido, representación y a la participación de la etnia negra y afrodescendiente”. El juez ordenó suspender la elección. Sorteado ese impase, Los miembros del Consejo Directivo eligieron a Giovannys Medrano Martínez como el director general de esta CAR para el período 2024-2027.

En Corporinoquia, señala el Minambiente, el Juzgado Tercero Civil del Circuito de Yopal, suspendió el proceso de elección “con el fin de proteger derechos fundamentales al debido proceso, a ser elegido, a la buena fe y la confianza legítima”, tras admitir una tutela. Sin embargo, Doris Bernal fue reelegida como directora de Corporinoquía, y días más tarde, el Consejo de Estado suspendió la elección que fue demandada por Jorge Andrés Rodríguez González, aspirante y exvicecontralor de Casanare.

Lo mismo sucedió en la Corporación Autónoma Regional del Quindío y en la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC).” En la CAR del Quindío, finalmente fue elegido Jaider Arles Lopera; y en la CVC del Valle del Cauca, el abogado Marco Antonio Suárez, fue reelegido sin ningún tropiezo.

Un alcalde engañoso

 

El AfroBogotano conoció un documento autenticado en notaría, en donde el líder campesino, Diógenes Pacheco y delegado de la ANUC- Chocó, denunció que el Alcalde del Medio San Juan, José Oliver Moreno, lo engaño para que asistiera a una reunión en la que se iba a reelegir al director de CODECHOCÖ, reunión a la que asistió y se abstuvo de votar. (ver facsímil)

Si los mandos no cumplen las órdenes de destruir dragas se tienen que ir; ultimátum del presidente Petro por minería ilegal en el Chocó. El mandatario señaló que el Ejército de Colombia debe estar del lado del pueblo y no de los responsables de las economías ilegales.

La muerte del suelo, de los ríos, de la flora  y de la fauna, son solo unas pocas consecuencias siniestras contra la naturaleza por la falta de un control de las autoridades ambientales del Chocó/ foto de cortesía

El entramado de Codechocó

El día 8 de noviembre de 2023, a las 8.05 de la mañana en las instalaciones de la sala de juntas de la Dirección General de Codechocó, se reunió el Consejo Directivo con el propósito de sesionar de manera extraordinaria y elegir al nuevo director de la Corporación Autónoma Regional para El Desarrollo Sostenible del Chocó-CODECHOCÓ.

A la convocatoria, asistieron José Guido Mena en representación del Gobernador del Chocó; Jorge Andrés Quinto, representante de las Comunidades Negras; George Yean Chavez, representante de las las ONGs ambientalistas; María Isabel Hernández, representante de la ANUC-Chocó; Moisés Córdoba Ramos, alcalde de Lloró; José Oliver Moreno, alcalde del Medio San Juan; Pedro José Mena, alcalde de El Carmen del Darién; Yefer Arley Gamboa, alcalde Nuquí, y David Emilio Mosquera, rector de la Universidad Tecnológica del Chocó, Diego Luís Córdoba.

Los consejeros ausentes para la crucial Asamblea, fueron: Sandra Yolima Sguerra, viceministra de Políticas y Normalización Ambiental; Hernando García, director del Instituto Von Humboldt; César Augusto Sánchez, director del IDEAN; el delegado de los pueblos indígenas, Denis Cabezón y William Klinger, director del Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico I.I.A.P. A Denis Cabezón, representante de las comunidades indígenas no lo convocaron; luego no asistió.

El AfroBogotano conoció de fuentes de Minambiente, que la Asamblea, donde se pretendía elegir por segunda vez al actual director Arnold Rincón, ésta se suspendió por el mandato emanado del Juzgado Segundo Laboral del Circuito de Quibdó; despacho judicial que protegió los derechos del ciudadano Javier Andrade Palacios.

De otro lado, el Juzgado Penal del Circuito de Quibdó, actuó en defensa de los derechos del señor Diógenes Pacheco, quien, mediante acción de tutela le dijo al juzgado que el señor Arnold Rincón, para entonces, actual director de Codechocó, estaba orquestando su salida de la Asociación Departamental Afrocolombiana de Usuarios Campesinos -ANUC-, y evitar el voto en contra en la próxima elección del director de esa CAR

En su fundado relato al juez, Diógenes Pacheco denunció que la ANUC lo relevó del cargo en una Asamblea extraordinaria realizada en el municipio de Lloró, y en la que no estaba en el orden del día votar su reemplazo que, según los estatutos de la ANUC, no existían ninguna causal para separarlo del cargo y de sus funciones; es decir, no había renunciado, no estaba enfermo de manera grave ni muerto. Que el día 28 de octubre, Codechocó, a través de su secretaria general, le negó los oficios de su representación como miembro de ANUC ante Codechocó, y en donde se informaba que lo habían destituido del cargo.

Foto: Colombia Plural

La denuncia de un campesino 

La denuncia de Diógenes Pacheco contra el director Arnold Rincón, también tuvo que ver con los insultos del director de Codechocó contra el fiscal de la ANUC, dijo el líder campesino. “El día 23 de octubre del presente año, se realizó una Asamblea Ordinaria de la ANUC-Chocó, en las instalaciones de Codechocó y la mayoría de los miembros me presionaron para que votara por el señor Arnold Rincón, en las próximas elecciones; circunstancia que fue propiciada por el señor director Arnold Rincón; inclusive, ingresando a la reunión de manera arbitraria e insultando al señor fiscal de la ANUC-Chocó, Carlos Elías Quiñones, por lo cual le sugerí que se retirara del recinto”

Y en el noveno punto de su declaración ante el juzgado, Diógenes Pacheco, afirmó: “Todo este proceder ha sido orquestado por el señor Arnold Rincón, como director de Codechocó y aspirante a ser reelegido en la Corporación, por sospecha que yo no lo voy a apoyar en la elección”

Para entonces, el Gobierno Nacional, se opuso, y aún mantiene esa posición en contra de la continuidad del actual director de Codechocó, por las reiteradas quejas, venidas de ambientalistas, campesinos y cuidadores del bosque. Glosas y reprendas que llegaron hasta la presidencia de la república a través de decenas de fotografías y videos del arrase indiscriminado de la selva virgen chocoana, otorgamiento al granel de licencias ambientales, dragas hiriendo la selva y contaminando los ríos, y de la acción indetenible e incontrolable de maquinaria operada por mineros y madereros migrantes e ilegales. Funciones de protección y control que le competen a Codechocó.

En su afán por reelegir a como diera lugar a Arnold Rincón, la glosa administrativa de cuatro páginas escrita por Sandra Yolima Sguerra, viceministra de Políticas y Normalización Ambiental y presidente del Consejo Directivo de Codechocó, se la pasaron por la faja en Codechocó y su órgano directivo. Aquí sus apartes: 

“Las sesiones extraordinarias del Consejo Directivo solo podrán desarrollar temas para los cuales fueron convocadas. De conformidad con el inciso segundo del artículo 36 de la resolución No 1448 de 05 de octubre de 2005, Estatutos de la Corporación, respecto de las sesiones extraordinarias se señala que estas “deberán indicar en la convocatoria los motivos de la citación y los asuntos que serán sometidos a su consideración. En el Consejo Extraordinario sólo se podrán tratar los temas para lo cual fue convocado

La viceministra advierte que, en acta 007 del 8 de noviembre, se hicieron propuestas por fuera del orden del día, se incluyó la elección del director General de Codechocó para el periodo 2024-2027 y, subraya la funcionaria, que la sesión del 8 de noviembre de 2023 no debió llevarse a cabo y, tampoco se debieron tomar decisiones de aspectos que no fueron citados para el Consejo. 

La alta funcionaria, señala, además, que: “Es menester que las sesiones ordinarias o extraordinarias sólo podrán ser convocadas por el presidente del Consejo Directivo o por las dos terceras partes de sus miembros, indicando los motivos de la convocatoria y en todo caso se debe atender lo dispuesto en los estatutos en relación con los términos y antelación prevista para la citación de sesiones ordinarias o extraordinarias. En igual sentido, la “facultad” otorgada a través del Acta 007 de 8 de noviembre a la secretaria del Consejo Directivo para que comunique en un “termino inferior a 24 horas” la fecha, hora y lugar en que se realizará la sesión del consejo para elegir al director de la corporación, contradice abiertamente los Estatutos Corporativos, específicamente en su artículo 36”

Finalmente, el Juzgado Penal del Circuito de Quibdó, le dijo a la ANUC que le restituyera el cargo al líder Diógenes Pacheco, asumido por la asociada de esa entidad, María Isabel Hernández.

El AfroBogotano conoció que en el Consejo de Estado cursan tres demandas contra la elección del director de Codechocó, que se resolverán en los próximos días.

La muerte de peces, los espejos de agua los convirtieron en lodazales, el mercurio no para de contaminar los ríos y matar las especies. Las dragas siguen arrasando a la indefensa y bella naturaleza del Chocó. Todo esto sucede frente a la mirada de las autoridades/ Foto con crédito: mineriambiental.blogspot.com.co

El poder de ubicuidad de los alcaldes

La ansiedad que revistió a los electores en este proceso, no los dejó ver las irregularidades que en su misiva resalta la viceministra Sandra Sguerra, quien avisó a los miembros del Consejo Directivo de Codechocó que, “Una vez se levante la medida de suspensión provisional ordenada por el juez o se produzca el fallo de fondo, se requiere citar dentro del término previsto en los estatutos corporativos a sesión extraordinaria del Consejo Directivo para modificar el acuerdo 009 de 21 de julio de 2023, respecto a la fecha de elección del director de (a) de la Corporación. Esto con el imperio de las garantías constitucionales (Corte Constitucional Auto 327 de 2010) “

El Fallo del Juzgado Segundo Penal del Circuito, que levantó la suspensión del proceso de elección del director de Codechocó ante la tutela interpuesta por el delegado de la ANUC, sucedió el día 8 de noviembre a las 8.30 am, es decir no existía ninguna acción tutelante sobreviniente que impidiera convocar de nuevo a la ciudad de Quibdó a los 14 miembros del Consejo Directivo, como lo norma los estatutos. No convocaron y, por el contrario, en contravía y al parecer de manera ilegal, le dieron continuidad a la sesión suspendida para saltarse el procedimiento normativo y elegir de manera acelerada.

No habían pasado 60 minutos de haber recibido la comunicación del juzgado, cuando Codechocó y parte de su Consejo Directivo, procedieron a elegir al director de Codechocó, es decir, a las 9.30 am del día 14 de noviembre de 2023. El asombro fue tal en las oficinas de los directivos del Ministerio del Medio Ambiente que, no fueron convocados en calidad de presidente del Consejo Directivo, no publicitaron la Asamblea, y lo más grave, contra y viento y marea, reeligieron como director de Codechocó al señor Arnold Rincón. No lo convocaron ni le dieron un compás de espera al delegado de los indígenas, Denis Cabezón, el cual, reside en el municipio de Bajo Baudó.

Como reza en el acta el día y la hora de elección, resulta imposible que el alcalde de Nuquí, Yefer Gamboa, haya llegado desde su municipio costero hasta Quibdó, el mismo día y hora temprana de la elección, sobre todo porque los vuelos desde ese lugar turístico se realizan a partir de las 10 de la mañana, y porque este mandatario vive en la ciudad de Medellín por culpa de amenazas de muerte en su contra; sin embargo el alcalde estuvo muy puntual para la elección en Quibdó, asumiendo todos los riesgos para con su vida en peligro. Hecho que despertó sospechas en las autoridades ambientales, y de paso, se preguntaron el cómo un directivo que vive en la ciudad de Medellín, aparece en Quibdó de la noche a la mañana sin haber sido convocado por el Consejo Directivo y desconociendo si la medida cautelar iba a ser resuelta a favor de Codechocó.

De igual manera, a la elección, sin haber sido convocados los dignatarios, con antelación de 5 días, como dice el artículo 36 de los estatutos de Codechocó, sorprendiendo el poder de ubicuidad, en la misma hora y lugar, llegaron muy puntuales los alcaldes de Lloró y Carmen de Atrato, municipios que quedan distantes de Quibdó, 90 minutos y 6 horas, respectivamente; quienes, según las fuentes cercanas a Codechocó, denunciaron ante este periodista, el entramado para elegir a Arnold Rincón, y que, el  concierto para llevarlo nuevamente al poder estaba calculado desde meses antes. De allí que no invitaron a la viceministra Sandra Sguerra, en representación de Minambiente y presidente del Consejo Directivo, ni al delegado de los indígenas que reside en el Bajo Baudó, dejando en tela de juicio su proceder.

Mientras tanto en Bogotá, la Minambiente Susana Muhamad, no salía del asombro ante el entramado que se tejió para elegir el nuevo director de Codechocó. Con enfado por el oscuro y ambicioso proceder del órgano directivo de ésta CAR, de inmediato denunció ante medios nacionales la instauración ante el Consejo de Estado de una demanda judicial de nulidad de proceso eleccionario de Codechocó.

Existen varias denuncias en instancias de control estatal respecto de la connivencia de los directivos de CODECHOCÓ respecto de la debacle ambiental generada por el aprovechamiento ilícito de minerales en las subregiones del San Juan (bajo Opogodó en Condoto), Atrato y Quitó, en donde se investiga el otorgamiento de unas licencias ambientales temporales sin el lleno de los requisitos legales y estándares técnicos, lo cual, tiene implicados a varios consejos comunitarios de comunidades negras, causando la crisis socio ambiental que generó la Sentencia del Atrato.

Desde comienzos del siglo anterior la explotación de oro de aluvión en Chocó fue una de las principales fuentes de ingreso en la región. | Foto: Steve Cagan/ Semana

La pobreza y la riqueza

Hay quienes califican de deshonroso el puesto que ocupó Codechocó, dentro de las mediciones de rendimiento y eficacia que organismos del sector le hacen a las CARs.

La riquísima geografía del Chocó, representada en extensos terrenos habitados por bosques, selvas tropicales, una fauna exótica, aves de todos los colores y sonidos, único departamento con dos mares, tres ríos caudalosos y repletos de pescado; un turismo que enamora, frondosos árboles madereros y frutales; y tierras preñadas de oro y platino, están parcelados dentro de los 47 mil kilómetros cuadrados de extensión territorial de este departamento vigilado y administrado en lo ambiental por Codechocó.

En el 2023, Codechocó administró recursos por la suma de $31’526.596.000.

Administra bajo su dominio y control ambiental los 47 mil kilómetros cuadrados, es decir los 31 municipios del Chocó

Es la entidad que concede y autoriza o niega permisos de explotación aurífera, maderera y minera

Codechocó posee cuatro (4) regionales distribuidas en el departamento así:

Regional Atrato: Con sede en Quibdó, comprende los municipios de: Quibdó, Río Quito, Bojayá, Carmen de Atrato, Atrato, Medio Atrato y Lloró.

Regional San Juan: Con sede en Istmina, comprende los municipios de Condoto, Istmina, Unión Panamericana, Cértegui, Medio San Juan, Rio Iró, San José del Palmar y Tadó.

Regional Pacífico: Con sede en Bahía Solano, comprende los municipios de Bahía solano, Juradó, Bajo, Alto y Medio Baudó, Nuquí, Litoral San juan.

Regional Urabá: Con sede en Riosucio, comprende los municipios Riosucio, Carmen de Darién, Acandí, Unguía y Bajirá.

Codechocó tiene cuatro Subdirecciones: Planeación-Calidad y Control Ambiental- Desarrollo Sostenible- Ecosistemas Marinos

Artículo 36. Sesiones extraordinarias. Las sesiones extraordinarias del Consejo Directivo, podrán ser convocadas en cualquier tiempo, por el presidente del Consejo, a petición de por lo menos las dos terceras partes de sus miembros, o por el Director General de la Corporación, con antelación no inferior a cinco (5) días calendario…”

Quienes convoquen a sesiones extraordinarias, deberán indicar en la convocatoria los motivos de citación y los asuntos que serán sometidos a su consideración. En el Consejo Extraordinario sólo se podrán tratar los temas para el cual fue convocado.

El vicio de Nulidad 

Elegido Arnold Rincón, como director de Codechocó, a las 9.52am del día 14 de noviembre de 2023, o sea, una hora y pocos minutos de que el juzgado levantara la medida cautelar y en la que los miembros electores ya se encontraban en el salón de juntas, la viceministra Sandra Sguerra, emitió un duro pronunciamiento desde la ciudad de Bogotá, hacia la secretaría general de Codechocó, alertando sobre el vicio de Nulidad en que incurrieron los asambleístas.

“…El día de hoy, minutos antes de esta citación se informó del levantamiento de medidas cautelares y sin brindar garantías de participación ni de debido proceso se citó a la elección justo a media hora de enviado el correo. Esta situación es abiertamente ilegal y falta de transparencia que debe caracterizar a los funcionarios públicos y en este caso al Consejo Directivo como órgano de decisión de la Corporación” Sandra Yolima Sguerra, presidenta Consejo Directivo

El Investigador Jorge Iván Hurtado, nos cuenta sobre las CARS

Siendo entonces el director general quien tiene en sus manos trazar el rumbo adecuado de una corporación, se necesita que aquel que ocupe este cargo, tenga la idoneidad, cualidades, actitudes y aptitudes necesarias para gestionar en debida forma un régimen sostenible de los recursos naturales, traducido en: 1) construcción de planes de acción coherentes y consecuentes con la realidad ambiental y presupuestal, 2) coordinación con el SINA en la implementación eficiente de las políticas públicas trazadas por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, 3) análisis integral y actualizado del estado en que se encuentra la oferta ambiental de su jurisdicción y la manera como se deben aplicar con eficacia los instrumentos de planeación ambiental dispuestos en la ley, 4) capacidad para hacer de los entes territoriales que conforman la jurisdicción de la entidad aliados estratégicos en la lucha contra factores desequilibrantes como la contaminación y deforestación, y no los principales destinatarios de las sanciones que se imponen por infracciones y faltas al régimen legal ambiental.

Mucho se ha cuestionado si la forma como hoy se elige al director general por parte del consejo directivo es la más conveniente, en términos de eficacia, transparencia, inclusión, pero sobre todo respecto al conocimiento y experiencia en la gestión de los recursos naturales renovables. Esto sucede por la injerencia política que puede permear el proceso y termina absorbiendo y dándole un valor ínfimo a la misma formación que debe encontrarse en los postulantes. De todas maneras, es importante consignar que el proceso se ha depurado respecto a los primeros ejercicios de elección, buscando garantizar con etapas previamente dispuestas, con tiempo definidos, solemnidades y ritualidades, la trasparencia necesaria que garantice la mejor elección.

Sin embargo, ese establecimiento a rigor de unas etapas que no pueden ser obviadas – entre otras cosas porque su omisión podría viciar la elección que se haga– no garantiza que siempre el designado sea el más capaz e idóneo, ya que al final y una vez depurada la lista de elegibles atendiendo esos parámetros de formación, experiencia y formación, la elección sí es objeto de un proceso político al interior de quienes integran el respectivo consejo directivo.

El anterior planteamiento lleva entonces a dimensionar la responsabilidad y rigor que deberá acompañar a los órganos de administración de las CARS en los procesos de elección de directores generales. Si al final, como se dijo, es inevitable obviar el proceso político, lo que debe entonces garantizarse es que todos aquellos que queden en la lista final, cumplan con estándares muy altos de idoneidad para dirigir por cuatro años la gestión de la autoridad.

 

Al cierre de esta nota, el Señor Arnold Rincón, no ha respondido el derecho de petición que El AfroBogotano le radicó en su entidad, hace más de 15 días.