El periódico La Opción Buenaventura, le hace un reconocimiento a una de las mujeres Afro de mayor prestigio intelectual y moral. Con una lujosa hoja de vida que le han significado recorrer distinguidos escenarios laborales y representar a sus instituciones y a sus comunidades con destacada competencia. El AfroBogotano, conocedor de su notoria trayectoria, se une a esta distinción editorial y comparte con sus lectores el corazón solidario y emprendedor de Viviana Obando Marinez.

Perfil profesional

Soy mujer negra, arquitecta de profesión, con conocimiento y habilidades a nivel nacional y regional en gerencia para el desarrollo ambiental y sostenible, la gestión y ejecución de créditos y cooperación internacional, la planificación y ordenamiento territorial y, la gestión de alianzas público-privadas-comunitarias para planes, programas y proyectos (ambientales, ordenamiento territorial, sociales infraestructuras sociales, saneamiento básico, emprendimiento y gerencia de negocios étnicos).

Armonizo mi actividad profesional con el ejercicio permanente del autoconocimiento de mi ser interior, entrenamiento en ser mujer Biofacilitadora de vida, que desde mi esencia femenina arquetipal, vivo en armonía con el amor universal y la realización de trabajos para el apoyo al crecimiento personal y colectivo en mi entorno laboral, familiar y social.

En Toledo, España, con niña Congo/foto:archivo privado

En el sector público tengo más de veinte años de experiencia, trabajando como directora, gerente y subgerente de planes y programas de desarrollo sostenible de nivel regional para la Presidencia de la República, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo sostenible, el Departamento Nacional de Planeación –DNP- y la Agencia de Renovación del Territorio- ART-; jefe de la oficina de educación ambiental y participación del Ministerio del Medio Ambiente; gerente del Pacífico y subdirectora de planeación en la gobernación del Valle, directora de cooperación internacional y coordinadora de proyectos nacionales para la Asociación de alcaldes de municipios afrocolombianos –AMUNAFRO-, consultora y asesora de nivel Nacional del DNP, Minambiente y directora de programas ambientales y de ordenamiento territorial regionales para el Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico –IIAP- y el DNP.

Buenaventura es uno de mis grandes amores. Me siento muy orgullosa de haber nacido en Buenaventura y en el Pacífico. Y sé que juntos haremos honor y multiplicaremos los beneficios que generamos desde la tierra de la Buena Ventura.

 

De visita al símbolo del Peregrino en Santiago de Compostela y departiendo con tres de mis hermanos/fotos: archivo privado. 

Un ser humano consciente de mí misma.

Ser profesional. Ser Arquitecta. Porque soy la primera mujer profesional de mi familia, y requirió el apoyo de toda mi familia y las amigas de mi mamá (son mis tías). Como estudié en universidad privada, como decía mi papá en esa época para que termine, porque en las públicas se sabe cuándo empieza, pero no cuándo termina. Así que vendieron joyas, hicieron rifas, política para becas, etc. También tuve muchos ángeles que me apoyaron, albergaron, cuidaron y protegieron mientras estudié, como es el Hogar de Jóvenes, apoyado por mujeres adineradas de Colombia. Cada una de ellas era madrina de quienes vivíamos allí, es una obra muy bonita que realizan para que personas de escasos recursos y que llegamos de las provincias a las grandes capitales podamos estudiar teniendo un hogar. Intenté hacer algo parecido en Buenaventura, pero la obra no se pudo terminar por temas políticos.

  • Gestionar proyectos para Buenaventura desde la Gerencia del Pacífico. Como la gestión del crédito por US$74 millones para el Plan Pacífico; la pista al aeropuerto de Ladrilleros, la electrificación de la Bocana, la remodelación del aeropuerto Gerardo Tobar, entre otros proyectos de desarrollo para Buenaventura
  • Coordinar el POT de Buenaventura 2001 considerado uno de los mejores del país.
  • Promocionar a nivel internacional (Asia, Canadá, USA, américa latina) y nacional a Buenaventura como la mejor oportunidad para invertir.
  • Ser parte del equipo que gestionó el crédito de US$400 millones para el Plan Todos Somos Pazcífico, en ejecución. Haber apoyado la gestión de la ley 1872 del 2017, que creó el Fondo especial para Buenaventura.
  • Ser integrante de los ejercicios de planeación más importantes que se están adelantando en Buenaventura y el Pacífico: el Programa de desarrollo con enfoque territorial –PDET que promueve el plan para la reforma rural integral para la paz, que se diseña directamente con las comunidades rurales y el POT Moderno, segunda generación.

Me defino como una mujer negra, bendecida, alegre, exitosa, hija del Pacífico, soy excelente amiga, esposa, hermana, hija y compañera de vida; equilibro cada vez más mi crecimiento personal con el de mi entorno; estoy comprometida con honrar y agradecer el regalo de estar viva cada día, disfruto quien soy y lo que hago, doy el 100% de mi capacidad y tiempo para sacar adelante los proyectos que he tenido a mi cargo, mis acciones siempre están al servicio con equilibrio del bienestar mío, de mi familia, amigos, Buenaventura y el Pacífico.

La “vivi” de la casa, a sus cuatro años/foto: archivo privado

Veo a Buenaventura como un Distrito próspero, feliz y pacífico. Creo que estamos en una región y lugar privilegiados del planeta, que nos permitirá dotar de herramientas y enseñanzas a cada persona nacida y criada en Buenaventura. Y desde aquí, Buenaventura irradiará luces de progreso a otros pueblos del Pacífico. La Fuerza, emprendimientos y conquistas de nuestro pueblo esta en la unión y los saberes. 

¿Dónde hizo sus estudios de primaria?

La primaria la estudié en la Escuela San Rafael y el bachillerato en el colegio Teófilo Roberto Potes. que dirigió doña Nelly Silva de Yung Van. Soy parte de la primera promoción del ICOTERPO. Formamos una familia entre compañeros, los profesores y la directora, con la cual seguimos unidos; apoyamos con gestiones y rifas a hacer mejoras pequeñas, aulas de clase, etc. En vacaciones apoyaba como secretaria auxiliar en el colegio, nos enseñaron a ser solidarios entre nosotros y con los demás. Los viernes llevábamos un mercado a una familia pobre que se escogía. Fui muy feliz en el Teófilo. Soy una de las mejores estudiantes de esa promoción, me dieron muchas medallas durante el tiempo de estudio

.

¿Cómo fue su infancia?

Tuve una muy bonita infancia, siempre muy cuidada por mi familia y por el entorno, jugaba en las calles sin temor y con libertad, bajo la lluvia. Como mi mamá era modista, me hacía muchos vestidos que ella diseñaba y como fui la única hija mujer fui muy mimada y consentida por mi familia y por las amigas de mi madre y sus hijos. Así que crecí en una familia numerosa donde la amistad tenía el mismo valor que la hermandad.

¿Quiénes fueron sus padres sus padres?

Mis padres fueron: Felicidad Marínez Hurtado, gran madre y ejemplo de vida, amor de mi vida, murió hace 9 años. Y Jesús María Obando Caicedo, primer futbolista profesional de Buenaventura, terminamos siendo más que padre e hija, grandes amigos, murió hace 4 años. Francisco Caicedo, mi segundo padre, a quien amo profundamente por ser un pilar y ejemplo para mí. Esta muy enfermo, con alzhaimer. Es una de las razones por la cuales me quedé en Buenaventura para cuidar sus últimos años como el cuidó los primeros míos; es mi papá desde mis 4 años. Tengo de esta trilogía 20 hermanos y primos-hermanos, que vivieron en nuestra casa materna. Los míos, los tuyos y los nuestros, aplica en mi familia. Con muy buena hermandad con todos ellos.

¿Qué le gusta hacer, que deporte practica?

Me encanta la comida de mar, viajar y bailar. En el colegio jugaba voleibol. Como pertenezco a una familia de futbolistas (papá, padrastro y hermanos) me encanta el fútbol, soy la comentarista deportiva de la familia, hincha ya más calmada del Cali. Practico tai chi y bioyoga.

¿Su mayor orgullo profesional?

Mi mayor orgullo como profesional es que estoy satisfecha con lo que he hecho, desde los 9 años trabajé por el bien común y ese ha sido mi actuar siempre, independiente de la posición que ocupé. Como estudié en un colegio comercial y manejaba muy bien la máquina de escribir, fui en mi adolescencia y en forma gratuita, la secretaria de la junta de acción comunal del barrio Bellavista. Como bonaverense considero que he honrado y correspondido el amor de mis padres, hermanos, compañeros y amigos.

¿Cuál ha sido su mayor gestión por Buenaventura?

Mi mayor gestión por Buenaventura, ha sido trabajar en mí y desde mi conocimiento profesional, pensarnos desde la planeación participativa que hay un Buenaventura posible grande y potente. Me gusta estudiar y ampliar mis conocimientos. Durante mucho tiempo estudié para estar mejor calificada como profesional. Tengo maestría en planeación y gerencia de negocios. Desde niña he leído sobre el crecimiento personal. En mi hoja de vida estan una serie de cursos y entrenamientos y,  ese creo es mi mayor aprendizaje, por eso ahora estoy dedicada de lleno a entrenarme en ser mujer, la escucha, las relaciones, la sabiduría femenina, hago viajes de trascendencia alrededor del mundo para conocer otras culturas ancestrales. En fin, conocer la naturaleza humana conociéndome a mí misma.

¿Porque salió de Buenaventura?

Las razones por las cuales salí fueron siempre para aprovechar oportunidades de estudio y trabajo. Me fui de Buenaventura a los 15 años a estudiar en la universidad, en Bogotá; hice dos años de programación de computadores y terminé la carrera de arquitectura. He ido y regresado al Pacífico desde entonces. Siempre conectada con Buenaventura y el Pacífico desde las posiciones en que he estado,

Viví en Quibdó tres años, conozco todos los municipios del Pacífico, así que no creo que me haya ido de acá. Estoy nuevamente radicada en Buenaventura desde el 2015, cuando vine como subgerente del Plan Todos Somos Pazcífico y confío en quedarme aquí el resto de mi vida, porque creo que esta es la tierra de las oportunidades.

Además de las actividades profesionales, estoy concentrada en conocerme a mí misma, a través de la maestría: Ser mujer y los viajes de trascendencia, que realizo en la Escuela de Sabiduría Femenina, con Lita Lara

De visita a la Puerta de Alcalá, en Madrid, al Sintra de Portugal y un descanso en el camino a Santiago de Compostela
fotos: archivo privado.