Los Garcés, los Maya, los Perea, los Cuesta, los Hinestroza, los Velásquez, los Córdoba, los Lemus y otra decena de representantes de familias Quibdoseñas se dieron cita en la biblioteca Virgilio Barco de Bogotá para presenciar una réplica de la estampa San Pachera y sus 45 artistas, liderados por su presidente Ramón Cuesta.

El acto, que estaba previsto para ser exhibido en el teatro principal de la reconocida biblioteca capitalina, tuvo que ser improvisado en la sala auxiliar, contigua a la entrada principal.

Alejandro Sandoval gestor cultural de biblioteca, María José Almarales del Ministerio de Cultura y Ramón Cuesta, presidente de la Fundación Fiestas Franciscanas de Quibdó, coincidieron en resaltar la importancia que para la memoria festiva y patrimonio cultural tiene la fiesta, reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Los privilegiados asistentes se adentraron en las calles Quibdoseñas a través de un video monográfico y promocional y de la fiesta que se realiza en Quibdó del 20 de septiembre al 4 de octubre.

No menos de 200 personas se unieron a la fiesta Franciscana. La Oración por la Paz abrió lo que sería una espectacular izada de banderas de los doce barrios y el bastón de mando. La bandera de la Fundación Franciscana se encumbró tan alto como los ánimos del auditorio.

La programación religiosa y cultural hizo un recorrido por los 40 metros cuadrados del salón. La Contradanza, el Tamborito, el Abozao, la Jota, la Polca y la Comparsa, entre otras danzas se robaron los aplausos de los asistentes. La Chirimía, música reconocida de la zona norte del pacífico y aires tradicionales del evento seráfico, deleitaron los oídos de los cada vez más contentos invitados.

El coreògrafo Hipòlito Aragòn, el gestor cultural Jackson Ramírez y el asesor Freddy Cuesta, complementaron con su aporte la inolvidable noche de San Pacho en Bogotà. El narrador de historias Sanpacheras Elkin Serna, encarnò el papel del mundialmente conocido Vicente «el pollo», el famoso «Pio», quien evocando al popular personaje de la celebraciòn festiva se encargò de presentar los cuadros con su recordado y tìpico lenguaje.

Entre tanto la tradición oral tuvo en la reconocida bailarina y cantaora Fabiola Torres a su máxima exponente. Su alegoría a la paz y a la reconciliación contagió a los presentes y por momentos detuvo el aliento para enaltecer el llamado al perdón y unión entre los colombianos.

Los bailarines dejaron sobre el tablado una fina y bien hilada demostraciòn de folclor, alegrìa y jolgorio. Cerraron la noche con el famoso bunde Sanpachero, donde el auditorio no se resistiò a mover sus caderas hasta el final del evento

El acto cultural, que también fue presentado en el Centro Comercial Calima fue una iniciativa de la Viceministra de Cultura, Zulia Mena y apoyado por la Agencia de Estados unidos para el Desarrollo Internacional-USAID-, ACDI/VOCA, la fundación ACUA, la Subdirecciòn de Asuntos Étnicos de la Alcaldía de Bogotá y el Centro Comercial Calima.

Fotos/ Any Franco/ Andreiza Anaya/ FFFQ/ Antonio Sánchez

 

img_9565 img_9576 img_9589 img_9593 img_9595 img_9598 img_9602img_9465img_9471img_9486img_9510img_9551img_9553img_6237foto-san-pacho-2foto-sanpacho