El Comité organizador reunido en Ibagué reafirmó la voluntad presidencial de realizar la justa deportiva en los departamentos de Chocó y Tolima a partir del mes de noviembre de 2015.

Sin embargo, otras voces dicen que los tiempos no le van a alcanzar a las regiones para entregar las obras y que aún no se ha puesto el primer ladrillo en algunos casos.

Por: AntonioCalidadSánchez

A una velocidad de ochenta kilómetros por hora me transportó desde Bogotá hasta Ibagué la aerovan de la empresa Velotax, una de las más tradicionales del servicio intermunicipal del país.

Los tres y hasta cuatro carriles de la moderna vía y los túneles tímidamente iluminados incrustados por entre las montañas andinas fueron siendo devorados por el acelerador de un experto piloto que no pasaba de 40 años.

Los containers vacíos de regreso a Buenaventura, luego de vaciar en las bodegas de San Andresito y San Victorino pantalones, zapatos y licuadoras de origen chino, interrumpían el paso de la pequeña flota con rumbo a la capital musical de Colombia: Ibagué.

Soacha con sus deliciosas garullas, Chinauta llena de fresas, Fusagasugá con los quesos y Melgar repleta de turistas y considerada la Miami de los Bogotanos, fueron quedando atrás sin perder la vista del paisaje montañero de colores verdes, amarillos y cafeces.

Tolemaida es el nombre de la base del ejército que instruye a los héroes de la patria junto con la base aérea de Melgar. Allí es donde se forman a las contraguerrillas y pilotos. Su extensa construcción hace parte del paisaje urbanístico de ésta arteria Cunditolimense.

Girardot me sorprende con un atardecer sobre su majestuoso puente que tutela al Magdalena, río patrio de Colombia y despensa del nicuro, bagre y bocachico. Peces en vía de extinción por la minería ilegal.

La salsa de Guayacán, Niche y uno que otro aire de Choquibtown, endulzaban mis oídos, no tanto como la mermelada de guayaba que nos abrió el apetito poco antes de ocultarse el sol.

Para entonces, los 25 grados de temperatura ya marcaban en el termómetro incrustado en el panel vehicular. Mis axilas daban fe del acaloramiento corporal.

Un pavimento fino con legible señalización que anuncia la siguiente población me fue adentrando en el cañón del Combeima y en el tapete verde del Valle del Magdalena. Distingos geográficos que junto a la masa glaciar del volcán nevado del Tolima sirven de cuna y tutela a la legendaria y musical capital tolimense y sus 550 mil habitantes.

El desaparecido expresidente de Colombia, Manuel Murillo Toro, oriundo de Chaparral, fue merecedor a que la plazoleta administrativa, comercial y política fuera bautizada con su nombre. Frente a su esfinge se elevan los diez pisos de la gobernación regional

Allí nos ubicamos, en el corazón del bambuco, el bunde tolimense y la rajaleña. Desde muy temprano, un día siguiente del viaje. Prendí la grabadora para registrar el decir de sus habitantes sobre la realización de los próximos Juegos Nacionales que el Chocó y Tolima realizarán en noviembre del 2015.

Al otro lado de la cordillera central, los Chocoanos recibían de primera mano por la Voz del Chocó de RCN los pormenores del trascendental encuentro bidepartamental

El lustrabotas, la que vende los tintos y quienes muy temprano caminan hacia sus sitios de trabajo, coincidieron en afirmar que en Ibagué solo hay anuncios y pocos hechos concretos sobre el evento nacional. “Lo que quieren es robarse el billete construyendo y no remodelando”, dijo uno de los transeúntes que se estacionó frente a mi grabadora con un tinto en la mano.

Otro, se declaró impedido por el parentesco con un funcionario de la administración Tolimense, pero le salió al paso a las críticas: “los juegos los vamos hacer y ya se firmaron los contratos de los promotores. Lo que pasa es que hay unos periodistas que le hacen los mandados a los políticos que son de la oposición. El daño se lo hacen a la comunidad si insisten en torpedear y, en la reunión de hoy con la gente de Chocó y Coldeportes seguramente se despejaran todas las dudas” recalcó de manera airada hasta erectar sus venas.

“Los tiempos no alcanzan y ni siquiera han colocado el primer ladrillo del coliseo de Melgar”, dijo la vendedora de dulces que apoyaba su comentario en el noticiero local de la mañana.

Y así se fueron dividiendo las opiniones, unos a favor y otros en contra como sucedía en el Chocó

La Cumbre Tolimense

A la cita programada por el Comité Organizador Nacional de los XX Juegos Deportivos Nacionales 2015, asistieron los gobernadores del Tolima y Chocó, los alcaldes de las ciudades capitales y de las subsedes.

Excepto los representantes Chocoanos de los municipios de Istmina, Acandí y Bahía Solano. Los llamaron a lista y el silencio contrastó con el presente de sus homólogos de Líbano, Melgar, Prado y Chaparral

Efrèn Palacios Serna, Gobernador del Chocò, (izquierda)

Efrèn Palacios Serna, Gobernador del Chocò, (izquierda)

Las comitivas se ampliaron con la presencia de los directores de los Inder, periodistas y la plana mayor de Coldeportes, encabezada por su director Andrés Botero, el jefe general de la justa deportiva, Fabio Ramírez y Perla Álvarez del departamento de infraestructura.

La presencia del presidente del Comité Olímpico Colombiano, Baltazar Medina, enviaba un mensaje profético y de confianza a la sala

Como buenos alumnos contestaron la lista para verificar el quorum y el gobernador anfitrión Luis Carlos Delgado, expresó la bienvenida a los asistentes, no sin antes presentar excusas por la tardanza obligada ante ocupaciones administrativas.

“La honra es para el departamento que ilustres personalidades nos visitan. Seguro estamos de que su presencia dejará buenas noticias a los Tolimenses”, señaló

El alcalde de Ibagué, Luis H Rodríguez, reveló su gratitud a las diferentes comitivas, hizo un paneo de las dificultades y avances que ha tenido su institución. Se defendió como un gato patas arriba, según él, de los enemigos políticos y de ciertos periodistas que se oponen a la realización de los juegos. “he llamado a la procuraduría provincial del Tolima para que acompañe este proceso y quiero que sepan que todos los actos de la alcaldía se hacen con transparencia” subrayó.

Al final y previo a la rueda de prensa se firmaron seis convenios con la gobernación del Tolima por más de siete mil millones de pesos para la construcción final de escenarios y la capacitación de técnicos y alistamiento de los deportistas

Capítulo Chocó.

El pesimismo que servía de antesala a la cita deportiva en la tierra de la lechona se apoderaba de la dirigencia Chocoana. Cada segundo que el ascensor subía al piso diez del edificio Tolimense, aumentaba la incertidumbre.

Los tiempos y la falta de la primera piedra en las obras a construir era el endeble talón de Aquiles de esta delegación originado por la traba económica del ministerio de hacienda para desembolsar los recursos.

Sin embargo, una mini cumbre en el balcón que avista la ciudad, entre los Chocoanos, los miembros de coldeportes y un señor que hasta ese momento era un desconocido para este cronista, le devolvía la frescura al rostro del gobernador del Chocó, Efrén Palacios y a Zulia Mena, alcaldesa de los Quibdoseños.

La minicumbre poco antes de la reuniòn del comité realizada en el balcón de la sala de juntas.

La minicumbre poco antes de la reuniòn del comité realizada en el balcón de la sala de juntas.

El señor, resultó ser Helmut Barros, el secretario general de Findeter, quien dijo tener listo un patrimonio autónomo constituido entre las partes que garantizará el flujo de los recursos destinado a la construcción de las obras.

“Es una orden del señor presidente de la República y me declaro muy complacido poder hacer parte de esta gesta. Vamos a sacar adelante los juegos”, Yo quiero mucho al Chocó, allí toda la gente es buena, recalcó emocionado y reconociendo que en Bogotá se habían hecho reuniones preliminares para informar esta noticia

El que tiene fe, triunfa

En una sola voz, la comisión integrada por el gobernador del Chocó, Efrén Palacios, la alcaldesa de Quibdó, Zulia Mena; Etanislao Rodríguez y el jefe de prensa y protocolo de la gobernación del Chocó, Mario Benítez en compañía de su reportero gráfico, Eugenio Perea, coincidieron en señalar que los juegos representan generar empleo para la gente de Quibdó y los demás municipios subsedes

Además, subraya el gobernador, es la mejor oportunidad para que los escenarios como la unidad deportiva, canchas y coliseos, principalmente, mejoren y amplíen el patrimonio arquitectónico y urbanístico del departamento. “yo estaba muy pesimista pero debo confesar que el presidente Santos a través de Coldeportes, el ministerio de hacienda y Findeter le han dado un empujón definitivo a esta carrera que contra el reloj todos debemos ganar”, dijo el mandatario

La asediada alcaldesa de Quibdó fue más allá de lo que significa ganar medallas en los juegos. Recordó que han sido los estadios y pistas del mundo las obras que dejan una huella imborrable dentro de la gente. No solo de quienes viven en su entorno, sino de los turistas que posteriormente las visitan. Es la gran oportunidad que tenemos los Chocoanos y Tolimenses de decirle al resto de los Colombianos que a pesar de las dificultades logramos hacer cosas grandes, indicó

Retrajo a su discurso pasajes bíblicos para desvirtuar la desconfianza de quienes se oponen al evento deportivo con timorata excusa del escaso tiempo para construir los escenarios.

“Debemos heredarle a nuestra juventud de Tolima y Chocó y a todos los deportistas de Colombia lo mejor de nuestros esfuerzos y actuar sin distingos políticos, de credo o raza. Mañana nos vamos de los cargos y de las instituciones pero las obras quedan.

Y le respondió a sus contradictores que han distorsionado su terquedad y empeño, con lo siguiente: “el que tiene fe, triunfa”

Entre tanto el joven director del Instituto de Deportes del Chocó, INDECHO, Etanislao Rodríguez, anotaba en su libreta de apuntes los cambios y nuevos cronogramas aprobados por el comité y anunciados en la asamblea por la voz autorizada de Fabio Ramírez, coordinador general de los juegos.

Etanislao Rodriguez, director de Indecho (derecha), acompañado de sus homòlogos de Ibaguè y Risaralda.

Etanislao Rodriguez, director de Indecho (derecha), acompañado de sus homòlogos de Ibaguè y Risaralda.

El encargado del deporte en el Chocó, dijo que desde el pasado semestre se han dictado cursos de capacitación a los futuros guías y administradores de base de los juegos y que los entrenadores de las diferentes ligas empezarán en estos días a preparar a sus deportistas. Seguidamente destacó que algunas disciplinas vienen cumpliendo fogueos en otras localidades de la región y fuera del departamento.

“Soy un convencido que los juegos son una realidad y que todos los chocoanos quieren que se realicen. Comprendo las preocupaciones y críticas, pero hoy han quedado resueltas todas las dudas y el camino ha quedado despejado gracias a la voluntad del señor presidente de la república, Juan Manuel Santos”, dijo el joven dirigente

Hay que seguir haciendo la Tarea

Mientras el salón quedaba pequeño con el arribo de más periodistas, Andrés Botero fue enfático en recordarles a los delegados las fechas para tener listas las obras y avanzar en la preparación de sus deportistas. Y le salió al paso a las preguntas expresando que coldeportes no había girado los recursos a Tolima porque para la época del semestre pasado, esta delegación no había presentado los diseños y por consiguiente no fueron aprobados. Trámite ya solucionado para los dos departamentos.

El alto dirigente deportivo explicó que la unificación de las competencias de baloncesto, rama femenina y masculina, para la ciudad de Quibdó y balonmano para Istmina se aprobó de común acuerdo dentro del comité

informó que en los próximos días se desplazará a la subsede de Bahía Solano, una comisión integrada por la presidente de la Federación Colombiana de Vela, el comité olímpico y miembros de coldeportes con el fin de confirmar la fuerza del viento para las competencias de esta disciplina, entre otros temas de orden logístico como la revisión de los hoteles, hospitales, transporte y alimentación para las delegaciones, lo mismo que la situación del aeropuerto local, en respuesta a preocupaciones de la agremiación que aglutina a las ligas de éste deporte.

Finalizó diciendo que ya se encuentra asegurada la transmisión de televisión de las competencias y premiaciones, así como de la ceremonia de inauguración en Ibagué y de la clausura en Quibdó.

El próximo 27 de marzo se realizará el Comité Organizador Nacional en la capital del departamento de Chocó, informó su oficina de prensa.

Cifras

Según coldeportes, Los juegos nacionales 2015 movilizarán cinco mil deportistas, mil quinientos jueces, cinco mil guías y se invertirán 222 mil millones de pesos en infraestructura y organización.

Antioquia uno de los departamentos élites del deporte nacional, invertirá en la preparación de sus deportistas, viaje y estadía en el Chocó y Tolima la suma de 100 mil millones de pesos.

Tolima, región que viene superando los guarismos estadísticos en competencias nacionales, tiene calculado invertir en sus 180 deportistas y grupo asesor-organizativo la suma de 90 mil millones de pesos, aproximadamente

Chocó, que prepara a 236 participantes y 1.300 voluntarios calculó en 80 mil millones la inversión en el acontecimiento deportivo

Al cierre de esta edición, el alcalde de Acandí, Gabriel Olivares, dijo que esta semana firmará el contrato para la construcción del estadio de beisbol en esa municipalidad ubicada a orillas del mar Caribe y dentro de la zona del Darién Norte Chocoano.

Acandí es famosa por el desove de las tortugas Canaa y la fiesta de la Cigua en Capurganá, paraíso turístico distante de Turbo-Antioquia a dos horas en lancha rápida

Regresé a Bogotá con el optimismo menos arrugado, con la camiseta de los juegos en el pecho y el cuello erguido para lucir la medalla de oro, símbolo de la fe y de la esperanza de Chocó y Tolima, dos pueblos hermanados por el deseo de heredarle a sus hijos un rico pasaje histórico en la vida del deporte colombiano.

Y para cuando vuelva a Ibagué, la señora de los tintos y el lustrabotas tengan otra historia que contar: que los juegos fueron un éxito