Sin embargo, si el 23 de abril próximo no hay resultados concretos, vuelve el fantasma del aplazamiento. Hoy se firmaron los convenios con las alcaldias subsedes del Chocó: Istmina, Bahia Solano y Acandí

Francisco Vidal, alcalde de Bahía Solano

Francisco Vidal, alcalde de Bahía Solano

Yaison Mosquera, alcalde de Istmina

Yaison Mosquera, alcalde de Istmina

Lo que se creía que del Palacio Presidencial saldría la noticia del aplazamiento de los juegos nacionales, los alcaldes de Tolima y Chocó y los gobernadores de éstas regiones, salieron victoriosos luego de la reunión de Comité organizador de la justa que no duró más de dos horas y que fue presidida por el ministro presidencial Néstor Humberto Martínez.

Es que el ultimátum de hace quince días, esgrimido por  el presidente Juan Manuel Santos, en el sentido de colocarle tiempo límite a los alcaldes y gobernantes de las dos regiones para que dijeran si estaban en capacidad contractual para iniciar las obras, no solo hizo cambiar de sede de la convocatoria del Comité programada para Quibdó, sino que los ajustes concertados poco antes entre Coldeportes y los agentes territoriales tomaron una celeridad tal que hoy la sonrisa y el contento de las partes se fueron de regreso en el equipaje para sus regiones.

Es decir, Los Juegos Nacionales iniciarían el próximo cinco de noviembre siempre y cuando la evaluación técnica del 23 de abril inmediato diga que los dos departamentos y subsedes municipales garantizan la terminación de sus obras y ofrecen respaldo organizativo a la justa, entre otros temas en materia de servicios públicos.

El AfroBogotano único medio étnico que acompañó la jornada, conoció que  la participación de Findeter en la construcción de los escenarios es incierta en vista del escaso tiempo que hay para terminar las obras. Ciudades como Quibdó, aún no se coloca la primera piedra y  no soluciona el tema fiscal para el desembolso de los recursos. Sin embargo, la alcaldesa de la capital Chocoana, Zulia Mena se reunió hasta caer la tarde con el director de Coldeportes, Andrés Botero, con el fin de buscarle salida a este impase.

El alcalde de Bahía Solano, Omar Francisco Vidal, ciudad donde se disputarán las competencias de Vela, dijo que luego de haber firmado el convenio con la rectora del deporte colombiano, este puerto sobre el océano pacífico colombiano empieza a prepararse con sus gentes y otras obras complementarias como el malecón y el aeropuerto para recibir a los deportistas y turistas.

Gabriel Olivarez, alcalde de Acandí

Gabriel Olivarez, alcalde de Acandí

En la otra Costa Chocoana, Acandí, el alcalde Gabriel Olivares, le dijo al AfroBogotano y a WinSport que  se va muy contento porque ya aseguró los recursos para la construcción del diamante de Béisbol en esa localidad y , que obras como el hospital, los acueductos de Capurganá y Acandí que se comenzarán a construir en los próximos días,  le dará una nueva imagen a la población y una grata bienvenida a los deportistas y dirigentes. Acandí y Capurganá tienen 1.200 camas dentro de su oferta hotelera, subrayó

Istmina, ubicada al sur del Chocó, y representada por el joven alcalde Yaison Mosquera,  tendría un moderno coliseo deportivo para albergar a los exponentes del nuevo deporte de balonmano. “Estamos comprometidos con el país y con todos los deportistas y dirigentes que nos van a visitar. La gente amable de Istmina se prepara desde ya para hacer de los juegos una grata recordación y ejemplo de paz para Colombia”, dijo el mandatario, una vez estampó la firma que lo habilita para iniciar las obras en los próximos días.

 Cali, sede alterna.

El fantasma del aplazamiento de la justa deportiva nacional  no apareció en las paredes del Palacio de Nariño. En una sola voz, Chocoanos y Tolimenses, se unieron para terminar la tarea que iniciaron una vez el presidente les advirtió de su poca diligencia para enfrentar los compromisos que viabilizaran la realización de los juegos. “Tenga listo un plan B, señor director” sentenció el mandatario

“Me gusta el entusiasmo de los alcaldes y el intenso trabajo que de manera conjunta se viene haciendo para que los juegos no se aplacen y le cuento que Cali siempre ha sido sede alterna para varios deportes como el ciclismo. Allí hay un moderno velódromo, entre otros escenarios”, indico Andrés Botero.

El balón de los juegos ya está rodando y son los alcaldes quienes se jugarán el partido más aguerrido para que la sombra del aplazamiento no aparezca.