Para los días 27 y 28 de Febrero-2015, tuve la oportunidad de estar en la ciudad  de Buenaventura, como Invitado a la segunda asamblea del Movimiento Social de Unidad Étnica y Popular- MOSUEP, en este evento pude escuchar voces de diferentes lugares como Buenaventura, López de Micay, Guapi, Rio Naya entre otros. Lugares constituidos como el movimiento por personas pertenecientes a diferentes grupos étnico afros, indígenas y mestizo, en este espacio pude ver la forma como estas personas  dan ejemplo de unidad entre sectores populares  donde se presentaron los diferentes informes de sus procesos  organizativos.

En este evento no se hicieron  referencia de las llamadas cazas de pique que tanto alertaron y llamaron la atención de la comunidad nacional e internacional,  pero lo que si pude escuchar, es sobre la situación de la Universidad del Pacifico, la cual una pequeña mafia en cabeza del Gobernador del Valle, del presidente de la república y de la representante del Ministerio de Educación en el consejo superior han tomado como festín político, y para ello se han valido de artimañas y acciones anti-democráticas.

Ejemplo de ello, contado por un funcionario despedido de la Universidad, el día 12 de Febrero de 2015 cuando el rector Floreció Cándelo Estacio retorna al cargo de manera ilegal, dado que estaba suspendido por celebración indebida de contrato y pésimos manejos administrativos, hasta la fecha no ha sido  aclarada su situación jurídica,  cabe recordar que el rector fue suspendido el día 09 de octubre de 2014.

El día 11 de febrero de 2015  regresa Florencio Cándelo  a la Universidad del Pacifico, el consejo superior secciona de forma antidemocrática y violatoria de derechos fundamentales, por tal motivo, los consejeros ponen en conocimiento denuncia penal impetrada en contra del señor Jaime Andrés Olaya Rivera, concejal de Buenaventura, la señora Ingrid Carolina Silva, delegada de la señora Ministra de Educación en el Consejo Superior de la Universidad del Pacífico – y presidenta del mismo –, los señores Álvaro Zapata y Hernán Torres, representantes del señor Presidente de la República y del señor gobernador del Valle en el CSU, respectivamente, el señor Florencio Cándelo Estacio, ex rector de la Universidad, y Susy Contreras Carvajal, ex-secretaria general de esta IES[1].

Mientras se daba el regreso de Cándelo Estacio los servicios que se prestan desde bienestar cada día se empeoran, la calidad académica de los estudiantes deja mucho que decir, la actualización del cuerpo docente queda entre dicho, y la matricula  con el paso del tiempo aumente,  esta Universidad se hunde  en su malabarismo y deja mucho que decir de una institución seria.

Es pertinente decir que se requiere que las comunidades negras desde sus líderes, organizaciones, académico, activista, políticos, y todos los que sientan la causa Afro, Negra Palenquera y Raizal, defendamos la Universidad del Pacifico, ya que esta es la única Universidad producto de la ley 70 del 93, es la última universidad pública que el gobierno nacional ha creado, la única Universidad del Pacifico sur colombiano  donde la gente negra- pobre tiene  la posibilidad de adelantar una carrera universitaria.

No podemos permitir que una clase elitista del Valle y Buenaventura se adueñe de esta Universidad y la entierre  en una crisis sin precedente con nuestro silencio cómplice, con el silencio de las autoridades de control con el silencio del Ministerio de Educación y en  especial de la gente negra.

Desde esta tribuna hago el llamado a que nos solidaricemos con el principal centro de enseña superior del puerto más importante de Colombia, para crear un frente en defensa de la Universidad del Pacifico y para ello debemos articular con los principales actores que en la Universidad del Pacifico y en la región se han opuesto al  accionar criminal que una elite quiere imponer en este centro de enseñanza. Quienes tengan intención de conocer más y apoyar la causa de la Universidad del Pacifico pueden entrar en comunicación con Samuel Vanegas, funcionario despedido, y con el miembro del consejo superior de la Universidad  Konti Bikila Lumumba.

Por­: Aiden Salgado  Cassiani

Desde el Palenque, un cimarrón todavía.