Desde los cielos capitalinos bajó la vida y obra de Petronio Álvarez para quedarse en la memoria de los Bogotanos, quienes se revelaron al protocolo para izar el pañuelo, mover las caderas y palmotear al ritmo de las letras y canciones con sabor a caña, selva, mar y chontaduro.  

Los casi dos mil asistentes que asistieron al encopetado teatro Julio Mario Santo Domingo, se rindieron a los sonidos del guasá, el clarinete, el cununo, los arrullos y a las voces melodiosas de las cantaoras y cantantes del pacífico colombiano. La Marimba, considerada la reina del litoral, sonó más dulce y coqueta.

Fue una noche de fantasía y jolgorio que, como adelanto a la fiesta caleña, nos regaló la Alcaldía de Cali, a través de la secretaria de cultura.

Por Yuliana Valencia Bermúdez*

La calentura del festival de cultura afro más importante de Latinoamérica llegó a Bogotá para prender motores y antojar de la fiebre del Pacífico a cientos de capitalinos. Este amor por el Petronio cada día gana más seguidores y gran parte de este resultado se debe a la administración del alcalde Maurice Armitage, pues durante los cuatro años de mandato el festival ha sido traído a la capital del país, para dar conocer toda la riqueza que tiene a nivel musical, artístico, gastronómico y social, un hecho que sin duda ha despertado el interés nacional e internacional.

Sombreros, alpargatas y violín caucano en mano dieron las primeras notas para abrir el telón en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, el sentimiento que produce el folclor abrazo los corazones de los asistentes que aplaudían al recibir a la agrupación ganadora en el 2018 en la modalidad de violines caucanos ‘Aires de Dominguillo’, y es que el Petronio tiene una particularidad sonora, una esencia que lo hace único, su música es ancestralidad, es un legado que contiene dentro nostalgia, suavidad y  una fuerza inigualable para rencontrarse con una cultura viva.


“En el último año de la administración de Maurice Armitage nos vamos con la satisfacción de haber crecido en el público bogotano, en las alianzas con el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo que ha sido un gran co-poductor de la Alcaldía de Cali para hacer esta presentación de los ganadores del Petronio Álvarez con un grupo invitado como Bahia y poder presentarle al público capitalino lo que es el festival y mantener el interés, llamar la atención para que visiten a Cali, ese gran destino cultural de Suramérica  que ha sido elegido recientemente en los premios internacionales de turismo, y por supuesto pensando siempre en los artistas, explicó la secretaría de Cultura, Luz Adriana Betancourth, quien aparece a la derecha en compañía de Angélica Mayolo, (a la izquierda) Secretaria de Desarrollo Económico y de Marta Lucía Villegas, tres impulsoras Caleñas del Petronio Álvarez. 

Fueron más de 50 artistas de las cuatro modalidades ganadoras del año pasado los que deleitaron con arrullos, currulaos, fugas y bambucos, fue tanta la sabrosura que la Ministra de Cultura, Carmen Vásquez no se resistió ante la marimba y subió al escenario para bailar junto a los bailarines la canción Mi Buenaventura, interpretada en esta ocasión por el Grupo Bahia. “Estoy feliz de haber estado acá, lleno total, la gente atendió la convocatoria de la Alcaldía de Cali y el ambiente lo que hizo fue precisamente antojar a todos los que estuvieron acá, es un festival que resalta el patrimonio, trabaja para preservar y conservar las tradiciones y la herencia del Pacífico colombiano.

Ese pequeño abre bocas dejó antojada a Laura Zardi, quien por primera vez asiste al lanzamiento,  “ volveré, esto es fiesta, música, celebración de la cultura del Pacífico y en que uno no se lo puede perder. Es una ventana de la cultura del Pacífico, no solo en la música, sino en todo lo social y cultural que está detrás; los peinados, la gastronomía y creo que es una experiencia que no podemos perdernos y cada vez tenemos que darle más relevancia y contundencia.

Después de este preámbulo muchos podrán disfrutar del 14 al 19 de agosto de esta gran fiesta, porque en agosto, Cali es Petronio, es alegría y en sus calles se encuentran los sonidos de la selva Pacífica contoneándose en los barrios, las emisoras, todo se viste de Petronio, si vas en el MIO escucharás las notas de la marimba de chonta o podrás comprar tu tarjeta coleccionable alusiva al festival, si quieres comida del Pacífico, encontrarás en los restaurantes lo mejores platos; mejor dicho en la sucursal del cielo todos están en modo Petronio.

La Directora del Festival 

“Durante cuatro años hemos llevado la batuta del festival, impulsando la cultura y recorriendo todo el Pacífico, para que las agrupaciones se clasifiquen dentro de eliminatorias zonales” Yamileth Cortés, directora del Festival.

*Oficina de Prensa/Petronio Álvarez