COLPRENSA/El Colombiano

El 2015 ha estado marcado por accidentes aéreos en los que las protagonistas han sido las naves pequeñas, alcanzando hasta este 16 de noviembre el preocupante registro de 16 avionetas accidentadas.

Sin embargo El AfroBogotano constató que no se incluyeron dos accidentes sucedidos en El Chocó, es decir, suman a 18.

El más reciente hecho se presentó el pasado martes cuando una avioneta tipo cessna que cubría la ruta Medellín – Acandí (Chocó) se vino a pique. En este hecho, dos de las ocho deportistas antioqueños quienes se movilizaban en la nave perdieron la vida.

Este hecho se suma a la caída de otra aeronave también cessna, la cual se accidentó en el aeropuerto de Palmira (Valle del Cauca) aunque por fortuna no se presentaron pérdidas humanas.

Sobre estos hechos se pronunció el secretario de seguridad de la Aeronáutica Civil, capitán Fredy Bonilla, quien aseguró que en lo que va corrido del años han sido suspendidas más 167 aeronaves por no cumplir con los protocolos y requisitos aeronáuticos”.

Pero seguramente los casos en los que se incumple con la normatividad son mayores. Y es que según el oficial existen casos de propietarios de aeronaves privadas que operan en lugares donde los controles no son tan estrictos. Allí, dijo se aprovecha para hacer actividades que no son autorizadas ni certificadas por la Aerocivil, explicó Bonilla.

En este sentido desde la Aerocivil se adelanta un trabajo rutinario y sorpresivo de inspecciones en aeropuertos regionales, además revisiones en aeronaves bimotores, todo con el fin de evitar que se presenten hechos como los que se registraron esta semana.

“Lo que estamos haciendo es llamar a revisión todas estas aeronaves de motor pequeño, vamos a hacer una revisión de una por una de ellas y recalcar qué tipo de actividad y operaciones puede realizar cada una”, indicó Bonilla.

Así mismo, el secretario de seguridad recriminó tanto a los pilotos como los dueños, o encargados de las bimotor, que aprovechan para hacer vuelos ilegales y sacar provecho económico.

A su turno, el presidente de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac), Jaime Alberto Hernández, le dijo a COLPRENSA que si la Aerocivil dice que han revisado todas las aeronaves y si a la fecha hay 16 accidentes, “es porque falta supervisión”.

Así mismo, manifestó que la Aeronáutica Civil tiene que cumplir las recomendaciones del Comité de Seguridad Aérea y que a la fecha no han sido responsables. Además, el capitán Hernández indicó: “Las aerolíneas tienen una presión económica muy alta, están ahorrando costos y eso se ve claramente en el estado de mantenimiento de los aviones, también los aviadores tienen presión de salir a volar para no perder su trabajo, eso hace que los accidentes se lleven a cabo”.

De acuerdo con el presidente de Acdac: “La Aeronáutica Civil con resoluciones no está protegiendo a los usuarios, tiene que ser el Congreso de la República y el Gobierno de Colombia a través de leyes que sancionen drásticamente con cárcel por poner en riesgo la vida de los usuarios”.

Respecto al año pasado (2014) y el 2013 el número de accidentes no han tenido mucha diferencia. “El año pasado también fueron 16 accidentes y el año antepasado fueron 14. Estamos esperando que se caiga un avión con muchísimos pasajeros para reaccionar y eso no es lógico. Lamentablemente la Aeronáutica Civil es una república independiente en Colombia y no hay quien le ponga coto al problema”, dijo Hernández.

Finalmente, el directivo aseguró que mientras se siga minimizando y manipulando las estadísticas la aviación en Colombia continuará igual. “Quizás Colombia levantará cabeza y pensará que el tema aeronáutico se debe legislar hasta cuando en un accidente una persona de una familia importante quede en el número de víctimas”.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

EL INFORME. LISTADO DE ACCIDENTES EN 2015

– 12 de febrero en la Vereda el Cairo, inmediaciones del Aeropuerto Vanguardia (SKVV) de la Ciudad de Villavicencio Aeronave: Cessna R-172-K, matrícula: HK-2527. El piloto y el pasajero resultaron ilesos y salieron de la nave siniestrada por sus propios medios.

20 de marzo en Río Vaupés, Puerto Corroncho – Mitú. Una aeronave cessna TU206G, matrícula: HK2327 se accidentó dejando dos personas muertas.

12 de abril: Dos aeronaves (HK5064G y HK1912G) pertenecientes a una escuela de enseñanza de aviación colisionaron contra terreno montañoso mientras realizaban un vuelo de entrenamiento entre Barrancabermeja (Santander) y Chía (Cundinamarca). Fallecieron todos los ocupantes de la aeronave.

4 de junio: Hacienda las Nubes en Puerto Gaitán (Meta). Una nave que realizaba actividades de fumigación se accidentó y su tripulante falleció.

13 de junio: Cerca de Mitú una aeronave que realizaba un vuelo de transporte aéreo no regular se accidentó. Murieron el piloto y dos pasajeros fallecieron.

20 de junio: Una aeronave chocó contra el cerro montañoso en la serranía del Baudó mientras realizaba un vuelo entre Nuquí y Quibdó (Chocó). En el siniestro falleció el piloto. Un adulto y un menor resultaron heridos.

29 de junio: En inmediaciones al aeropuerto Yariguíes, al sur oriente de Barrancabermeja una avioneta que efectuaba un vuelo de trabajo especial de aerofotografía se vino a pique. No hubo muertos.

30 de junio: Municipio de San Luis de Palenque (Casanare). Mientras una aeronave cumplía con un vuelo de fumigación colisionó contra un tendido eléctrico. El piloto resultó herido.

8 de agosto: Cajicá (Cundinamarca). Una aeronave que realizaba un vuelo de entrenamiento se accidentó y los tres ocupantes fallecieron.

9 de agosto: Pizarro(Chocò). Una aeronave que realizaba un vuelo con ruta desconocida se accidentó al intentar aterrizar en la pista del aeropuerto de Pizarro. Falleciò el piloto, único ocupante.

1 de septiembre: Municipio Boavita (Boyacá). Una aeronave que transportaba de valores se accidentó mientras descendía. Los dos ocupantes resultaron ilesos.

11 de septiembre: Municipio de San Pedro de Milagros (Antioquia). Una aeronave que realizaba trabajos aéreos especiales colisionó con terreno montañoso de la zona. El piloto y el copiloto fallecieron, el tercer ocupante, el copiloto resultó herido.

3 de octubre: Chía (Cundinamarca). Una aeronave que despegó desde el aeropuerto Guaymaral y la cual reportó fallas, realizó un aterrizaje de emergencia en un campo cercano. De los tres ocupantes, dos fallecieron.

14 de octubre: Yumbo (Valle del Cauca). Una aeronave colisionó en terreno montañoso mientras realizaba un sobrevuelo de exploración geofísica. Los tres ocupantes fallecieron.

18 de octubre: Barrio el Luján, noroccidente de Bogotá. Un bimotor salió del aeropuerto El Dorado rumbo a Guaymaral, pero se estrelló contra una panadería. El siniestro dejó 10 personas muertas.

17 de noviembre: Acandí (Chocó). Una avioneta que transportaba ocho integrantes de la delegación antioqueña de béisbol se accidentó. Dos personas fallecieron.

17 de noviembre: En el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón de la ciudad de Palmira. Una avioneta tipo Paper 34 que cubría la ruta Medellín-Cali en vuelo particular, se salió de la pista mientras aterrizaba. Este hecho dejó tres heridos.

17 de noviembre: En el aeropuerto Josè Celestino Mutis de Bahìa Solano. Una avioneta tipo Cruzader que cubría la ruta Quibdò-Bahía Solano con cinco pasajeros, se salió de la pista al perder los frenos mientras aterrizaba. Este hecho no dejó lesionados.